13 de febrero de 2012

Cortado Doble


Si no fuera yo quien te contara las novedades, probablemente no las creería. La verdad, es increíble como las cosas cambian drásticamente en un espacio relativamente tan corto de tiempo.

Te extraño.

Me haces falta.

Me duele en cada rincón de mi casa, en todos los huesos de mi cuerpo. Y sigue así. Su sonrisa amarillenta por los incontables cafés que probamos por las tardes, deja un sabor amargo en mis mañanas. Es como pedir un cortado doble, con la seguridad de que no hay azúcar que lo dulcifique lo suficiente como para hacerlo “tomable”.
Y en el auge de la desesperación, darlo vuelta quemando la garganta por completo, mientras entre lagrimas y risas discretas, me acuerdo de los abrazos apretados, que duraban el tiempo que tenían que durar. Pensé mucho en lo que quería decirte.
He visto algunas películas interesantes, escuchado canciones copadas, caminado por ahí con buena gente. Pero no tengo tanto que decir. Puedo hasta estar contento, puedo hasta estar realizado… Pero nunca más estaré completo.



6 comentarios:

  1. ¿Y qué pasa si los recuerdos son tergiversados como los rumores?
    Quizás hay que ver las cosas más realista y menos subjetivista.
    Cdo hay cambios que no me gustan del todo,recuerdo la frase de Grey:"Debes adaptarte al cambio o quedarte atrás".
    Estar totalmente "completo"o "feliz" esta bastante sobrevalorado.
    Yo creo que si tenes esas cosas buenas que mencionaste,estas bastante bien;aunque es humano siempre querer más.
    Saludos!.

    ResponderEliminar
  2. no odio este blog y me gusto tu entrada :)

    ResponderEliminar
  3. Creo que siempre queremos más de lo que tenemos.

    Gracias por no odiarme.

    ResponderEliminar
  4. me gustó mucho. me encantan las metáforas. pero no creo que necesites a alguien para sentirte completo. No somos mitades que andan por ahí buscando a otras. somos seres completos que, maravillosamente, nos cruzamos con otras para crear momentos, espacios, encuentros mucho más grosos.

    ResponderEliminar
  5. Este también lo quierooooo.... Soy insaciable... Y bueno, lo mío es adictivo, vos sabes

    ResponderEliminar