11 de agosto de 2011

Noches Como Esa

Hay un hiato al silenciar letras, mientras me hago sonar a ti. Los labios unen tus palabras, provocándome sonrisas en las miradas. Es así que mejor vivo. Es del tono de tus palabras que renazco en medio a mis inseguridades.
Y cuando te cuento de mis abismos, es por saberte atenta a mis pasos inquietos, a veces sin rumbo. Sé de tus vigilias solitarias, mientras me ocupas en tus pensamientos. Tenes en la palma de tus manos, los mapas que me indican entre ríos, océanos y estradas abruptas. Tenes mis distancias y todas las demarcaciones que te señalan en mi corazón.
Cuando es mi voz, aparente eco en mis deserciones, me sobran tus brazos para que me rescaten de mis desiertos. Entre nosotros no existe ausencia, al deslizar el tiempo, que inventa e reinventa puentes, para que nuestras manos se toquen aún más. Me gusta reposar mis voluntades en tu falda y de percibirte al ofrecerme canciones en suspiros.
Me acuerdo de las noches, en que componías odas a mis sueños, como a prevenirlos, para que me cubrieran de ternuras y mimos. Como no confesarte que me llevabas el corazón, mientras tus ojos me guardaban hasta el cerrar de las pálpebras? Era de ti que yo oía el murmullo de las caricias y mimos, mismo que fuera tu presencia real, apenas deseada.
En noches como esa, me hacen falta tus cuidados, buscando en mis devaneos. Me hacen falta tus besos, repletos de códigos que solo nuestros labios leen. Bien sabes de mis desasosiegos… Tengo el corazón desenfrenado, siempre a buscar esencias y señales otras. Pienso que mientras me lees, sonreís por mis metáforas o talvez te impacientas con esa renitente falta de practicidad.
Es que existen lenguajes humanos que no asimilo. Defecto de este corazón tolo que solo tiene un rostro, no usa mascara y desconoce salidas.
Me prefiero simple, en medio al camino del sentir, trillando paisajes que me hagan crecer el alma. Y es por eso, que a mis pasos les gusta tanto caminar junto a los tuyos… En noches como esa, mis sonrisas aguardan siempre tu retorno.


4 comentarios:

  1. Ay Ay Ay! Me encantó! Corazon desenfrenado, sin mascaras, eso es simplicidad... Ojala se den cuenta y tu sonrisa sea mas sonrisa sin aguardar retornos. Beso!

    ResponderEliminar
  2. Augus, qué dulce y tierno! Casi perfecto.
    Lográs que baje las armas que necesito en mi defensa.
    Ay, de los amores no posibles! Esos que nos competen...
    Qué hacer con las presencias indomables de una ausencia, que no se esfuma ni se diluye con los días?
    Te prefiero... exactamente como sos.
    Saludos, mi querdio poeta.

    ResponderEliminar
  3. Que lindo blog, ya soy tu seguidora (:
    ¿Seguís el mío? Pasate, un beso ♥
    http://lallavedetusrecuerdos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Suave, tierna y tibia compañía de otra noche solitaria... Me sambullo en tu poesía
    Es uno de los que mas me gustan... porque no hay despedidas...
    Algunas frases resuenan erizando la piel de regocijo...
    Un beso eterno.

    ResponderEliminar